04 noviembre 2014

Cupcakes de Zanahoria y Crema de Avellana

Amanece con niebla y las temperaturas han descendido considerablemente. El verdadero otoño ya está aquí y cada vez nos apetecen más las tardes de sofá, manta, un té calentito y un buen cupcake que acompañen una película. La receta de hoy, no se si es la definitiva de zanahoria...puesto que todas las que pruebo me encantan, pero de momento es mi preferida para hornear en estos días fríos...




INGREDIENTES BIZCOCHO
(De 12-16 cupcakes)

* 150ml de Aceite de Oliva
* 180g de Harina de Trigo
* 200g Azúcar Moreno
* 2 Huevos L
* 100ml de Leche Semidesnatada
* 3 Zanahorias Medianas
* 1 cucharadita y 1/2 de Levadura en polvo
* 1 cucharadita de Canela
* 1 cucharadita y 1/2 de Jengibre
* 2 pizcas de Pimienta Blanca
* 1 cucharadita de Pasta de Avellana

PROCESO BIZCOCHO

Precalentamos el horno a 170ºC
En un bol mezclamos el aceite con el azúcar moreno e integramos los huevos uno a unos hasta obtener una mezcla homogénea. 
A continuación añadimos la harina, especias y levadura tamizadas y batimos mientras incorporamos poco a poco la leche. 
Una vez hecho esto, rallaremos las zanahorias y junto con la pasta de avellana lo añadiremos a la mezcla.



Para terminar repartiremos la masa entre las cápsulas especiales para cupcakes que habremos colocado sobre un molde rígido (rellenar las cápsulas 3/4 partes de su capacidad) y hornearemos durante 20 minutos o hasta que pinchemos con un palillo y salga limpio. 
Dejaremos enfriar sobre una rejilla.

INGREDIENTES CREMA DE AVELLANA

* 4 Claras de Huevo
* 70ml de Agua
* 240g de Azúcar Blanco
* 400g de Mantequilla
* 2 cucharaditas o 3 de Pasta de Avellana

PROCESO CREMA DE AVELLANA
Hacemos un almíbar con el agua y el azúcar (debe alcanzar los 21ºC) y mientras vamos montando las claras a punto de nieve.

Vertimos el almíbar muy poco a poco sobre las claras sin dejar de batir y cuando consigamos un merengue con picos casi duros, cambiamos la varilla de la batidora por la pala y poco a poco integramos la mantequilla y por último la pasta de avellana. Obtendremos una crema muy suave, sedosa y con un sabor tostado de avellana.


¿Queréis pasar una tarde cerquita del calor de vuestro horno? Estos cupcakes son la mejor escusa... ¡Cuidado con coméroslos todos!