28 mayo 2017

Cheescake Sabayon

¡Último domingo de Mayo! Qué rápido pasa el tiempo, casi no me lo puedo creer. 
Al fin vemos acercarse nuestras vacaciones de verano, al fin van a abrir las piscinas y al fin vamos a poder poner nuestros cuerpos como lagartos al sol. 
Los que me conocen bien saben que el cheescake es uno de mis postres favoritos, no importa de qué tipo sea…todos me parecen absolutamente maravillosos. Hoy os traigo una variación del cheescake que además de ser espectacular por tener la base de un sabayón, va a ser de ¡DOS COLORES!

INGREDIENTES

  • 2 Yemas de Huevo
  • 1/4 de Taza de Azúcar
  • 1 Cucharada de Agua
  • 1/2 Cucharada de Pasta de Vainilla 
  • 1 Taza de Queso Crema (Tipo Philadelphia)
  • Galletas 
  • Una cucharada de Mantequilla



PREPARACIÓN CRUJIENTE DE GALLETA

Trituramos unas 10 galletas con ayuda de una batidora de cuchillas (ya sabéis que también puede hacerse machacándolas dentro de una bolsa con un rodillo). Derretimos la mantequilla al microondas y la vertemos sobre las galletas. Movemos con ayuda de una cuchara hasta formar una masa compacta.
La extendemos sobre una bandeja y la refrigeramos.


PREPARACIÓN CHEESCAKE

 Colocamos en un bol las yemas, el agua, el azúcar y la pasta de vainilla. Pondremos este bol al baño María en el fuego y batiremos con ayuda de una varilla mientras se cocina. Necesitamos que la mezcla blanquee y doble su volumen; será entonces cuando añadamos el queso cremoso hasta que se deshaga.
Una vez lista la mezcla apartamos una cuarta parte para teñirla del color que nos apetezca. En mi caso he apostado por el rosa, soy muy de rosa por lo visto…

A continuación preparamos el molde que vayamos a usar. (Yo he forrado con papel vegetal un arete de acero inoxidable de unos 10cm de diámetro) 
Colocamos el aro sobre una bandeja cubierta con papel de horno y llenamos casi hasta la mitad con el cheescake blanco; ponemos un poquito del cheescake rosa en el centro y movemos con un palillo para obtener un efecto mármol. 
Cortamos nuestra masa de galleta fría con un aro del tamaño de nuestro molde y la colocamos encima del cheescake.
Encima de la base de la galleta volvemos a realizar la misma operación con el cheescake.


Creo que se consigue un efecto muy chulo y sorprendente para nuestro comensales.
Además este cheescake esta de muerte lenta.

Como siempre espero que os haya encantado y que compartáis esta receta con vuestras personas favoritas. Os mando un beso muy fuerte y recordar que nos vemos el próximo domingo con otra receta.

OS DEJO EL LINK DEL VÍDEO DE LA RECETA por si queréis tenerla más completa.
https://www.youtube.com/watch?v=Tqj8anbs4rE



21 mayo 2017

Layer Cake de Limón y Arándanos

¡Qué alegría! Ya estoy aquí para comenzar de nuevo con mis aventuras en la cocina. Admito que entre el poco tiempo que he conseguido sacar y el millón de cosas que he tenido que hacer, me ha costado volver a retomar mi blog y mi mundo dulce.
También tengo que admitir que al pasar ocho horas al día (como poco) dedicada a la pastelería estaba bastante saturada de dulces y no me apetecía seguir con ellos al llegar a casa.
Sin embargo, me he dado cuenta de que estoy dejando un poco de lado mi esencia… Los dulces caseros, esos bizcochos perfectos y esponjosos para el desayuno, las galletas de toda la vida y su olor…¡Bendito olor! 
Ahora sé, que quiero volver a ello, quiero volver a enamorarme de lo que en su día me enamoré.
¿Quién más encenderá el horno? Espero que me acompañéis cada domingo y que os encante todo lo que tengo preparado. Y para no enrollarme más; ¿qué os parece si empezamos?



INGREDIENTES BIZCOCHO DE LIMÓN Y ARÁNDANOS
  • 100 ml de Aceite
  • 100g de Azúcar Moreno
  • 100g de Harina de Trigo
  • 2 Huevos M
  • 1 cucharadita de Levadura Química
  • Ralladura de 1/2 Limón
  • Un puñado de Arándanos


Primero precalentamos el horno a 180ºC (o 170ºC si es con ventilación) y preparamos el molde en el que vayamos a hornear nuestro bizcocho engrasándolo y enharinándolo o usando spray desmoldante. (En este caso yo voy a usar un arete de acero inoxidable de unos 10-12cm pero igualmente puede hacerse en cualquier molde de hasta unos 15cm de diámetro)

Empezaremos batiendo el azúcar con el aceite y después incorporaremos los huevos uno a uno hasta que estén bien integrados. 
A continuación añadiremos la harina junto con la levadura (recordar tamizar para obtener una masa más esponjosa y jugosa) y batimos despacio hasta que nos quede una mezcla homogénea.
Por último añadimos la ralladura de limón junto con el puñado de arándanos y movemos hasta que queden integrados.

Llenamos nuestro molde de masa y metemos al horno durante unos 40min o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio. (Recordar que el tiempo de horneado depende mucho del molde que uséis; si tenéis uno alto o un arete serán los 40min aprox pero si tenéis moldes bajitos será menos tiempo)



INGREDIENTES DEL RELLENO
  • 24g De Azúcar
  • Crema Pastelera
  • 200ml de Nata para Montar (35% M.G)

Montamos la nata junto con el azúcar con ayuda de una batidora.
Preparamos la crema (Yo siempre la hago casera, pero admito que si sólo vamos a usarla para esta receta nos sobraría mucha cantidad, así que, siempre podemos usar los polvos de crema que venden en el supermercado que al juntarlos con leche queda una crema bastante decente. Haré una entrada especial en el blog con elaboraciones básicas como la crema, la trufa, el secreto de la nata…donde podréis descubrir como hacerlo todo rápido, sencillo y casero como nos gusta)

MONTAJE

Para montar la layer cake debemos esperar a que el bizcocho enfríe para cortarlo en tantos pisos como deseemos.
Una vez tengamos las capas, las rellenamos con nata, con crema o con la combinación de nata/crema.
En este caso yo he puesto en mis primeras capas la crema (puesto que pesa más que la nata y así evito que se chafe el resto de la tarta)  y en la parte de arriba he puesto el centro de crema y el resto de nata. Lo he decorado con ralladura de limón y arándanos.
Podéis usar de relleno mermelada de arándanos, una crema de limón y merengue o cualquier variación que se os ocurra; y estoy segura de que será delicioso.


Esta entrada ha llegado a su fin y tengo que despedirme con un sabor de boca excepcional (seguro que es por el cachito de layer cake que me acabo de comer). De nuevo repito que me hace una ilusión enorme estar de vuelta y nosotros nos leemos el próximo domingo.



Ahh!! Se me olvidaba ¡lo más importante! Sabéis que también soy apasionada de la fotografía la imagen, los montajes, la edición… Así que he decidido completar mis recetas con ¡VÍDEOS! Ya podéis ir a verlo




24 abril 2017

¡He vuelto!



Es un lunes nada especial, no suena mi canción favorita y no he desayunado tostadas con pan con tomate y zumo de naranja. No voy a ir a dar un paseo al parque ni nos sentaremos en una terraza a tomarnos una cerveza con granizado de limón; pero aún así, para mí, va a ser un día muy especial.
Tenía en mente este proyecto desde hace mucho tiempo y nunca conseguía dar el paso para llevarlo a cabo; pero hoy al fin, estoy aquí.

En todo este tiempo han cambiado muchas cosas: al final conseguí el trabajo que tanto deseaba y pude volver a mi ciudad, me independicé y todavía sigo tratando de decorar mi pequeña casita (nunca es suficiente...) Mi hermana va a casarse y mi coche hace demasiadas visitas al taller...
Todo cambia, menos mi obsesión por los dulces.

Aquí me tenéis,una vez más, enseñando una parte de mí que me hace muy feliz.


Prometo intentar tener todos los domingos algo nuevo que enseñaros



03 septiembre 2015

Cheescake con Mermelada de Arándanos y Moras

¿Los cheescake son un básico de la repostería? Deberían serlo. Es uno de los dulces más sencillos y rápidos de hacer y además están de muerte lenta. He probado muchas recetas, y no se si soy yo que me declaro fan de las cheescakes, o que de verdad todas me parecen un pecado.





INGREDIENTES BASE: (Molde 20cm)

* 1 Huevo
* 170g Galletas tipo Digestive
* 95g Mantequilla

PROCESO BASE:

Trituramos las galletas con la picadora o machacádolas con un rodillo, esta última forma es toda una experiencia, y las ponemos en un bol junto con la mantequilla derretida y el huevo. Mezclamos muy bien y la extendemos con las manos o con ayuda de una espátula sobre nuestro molde engrasado con spray desmoldante o mantequilla y harina. Refrigeramos hasta tener el relleno listo.



INGREDIENTES RELLENO: (Molde 20cm)

* 800g de Queso Cremoso
* 150g de Azúcar Moreno
* 2 Cucharadas de Harina
* 4 Huevos
* 70ml de Nata

PROCESO RELLENO:

Ponemos en el bol de la batidora el queso crema y batimos a velocidad baja mientras vamos incorporando los huevos uno a uno. 
Una vez mezclados, incorporamos el azúcar, la harina y mientras mezclamos la nata.
Cuando tengamos una mezcla homogénea está listo. 
Hornearemos 15min a 180ºC y después le bajaremos la temperatura al horno a 120ºC para seguir horneando 50min más.
Al sacarlo del horno lo dejamos templar a temperatura ambiente y luego refrigeramos unas 8 horas antes de decorarlo con una mermelada casera.

Nota:Recordar batir a velocidad baja para no encontraros con las típicas grietas de los cheescakes.



Feliz Fin de Semana.




31 agosto 2015

Cupcakes de Moka

La combinación de chocolate y café me vuelve loca. Absolutamente loca. Y es que, cuando se juntan dos sabores que adoro... sí, adoro; no soy capaz de dejar ni las miguitas que se quedan en las cápsulas de los cupcakes. Y como mi cabeza está pensando en los que me quedan en la nevera, os dejo con la receta y así voy aprovechando.



INGREDIENTES BASE

* 2 Huevos
* 115ml de Nata para Montar
* 80ml de Aceite de Girasol
* 20ml de Sirope de Ágave (Miel o Melaza)
* 20g Mantequilla derretida
* 110g de Azúcar Moreno
* 120g de Harina
* 35g de Cacao en Polvo
* 1 Cucharadita de Levadura Química
* 1/2 Cucharadita de Bicarbonato
* Una pizca de Sal
* 100g de Chocolate Negro Troceado


PROCESO BASE
Mezclamos en un bol el aceite, y mantequilla derretida con el azúcar y la nata e incorporamos los huevos uno a unos. A continuación añadiremos la mezcla de harina, levadura, bicarbonato, sal y cacao que habremos tamizado previamente y batimos hasta tener una mezcla homogéna sin grumos.

Para terminar añadiremos el sirope de ágave que mantendrá nuestros cupcakes jugosos por más tiempo y el chocolate troceado que habremos pasado por harina para que no se nos quede en el fondo de nuestras cápsulas.
Colocamos nuestra masa con la ayuda de una cuchara de helado en las cápsulas sobre el molde rígido para cupcakes y hornearemos 20 minutos a 170/180ºC.
Al sacarlos del horno dejamos enfriar sobre una rejilla y preparamos la crema.


INGREDIENTES BUTTERCREAM

* 140g de Mantequilla Pomada
* 410g de Icing Sugar
* 90g de Cacao en Polvo
* 40ml de Leche
* 40ml de Licor de Café (Sustituible por café o leche)
* 2 Cucharadas de Queso Crema

PROCESO BUTTERCREAM

Ponemos la mantequilla pomada en el bol de la batidora junto con el icing sugar y el cacao en polvo bien tamizados y empezamos a mezclar a velocidad baja mientras incorporamos despacio la leche y el licor de café.
Cuando el color de la crema cambie de un color muy oscuro a uno un poco más clarito es que ya está lista para añadirle las cucharadas de queso crema que le aportarán una textura más agradable. Batimos hasta que se integren bien todos los ingredientes y la tendremos lista para decorar nuestros cupcakes.



Nota: Los míos están decorados con bomboncitos de chocolate negro rellenos de café y para los próximos que horneé creo que haré una crema pastelera de café para rellenarlos....ÑAM!

Nota de la Nota: Ya no me quedan cupcakes...



            




27 agosto 2015

Gofres o Waffles

Casi estamos de vuelta en Septiembre, mi mes.
Se acerca la vuelta al cole, poco a poco vamos entrando en nuestra rutina y vamos haciéndonos a la idea de que el verano, el buen tiempo y las vacaciones se van acabando.
Septiembre será un mes de prueba que pasaremos intentando amoldarnos a la vida real y que, por norma general, a todos se nos hace un poco difícil.
Debemos poner un poco de nuestra parte, para que se convierta en un mes perfecto y ¿por qué no empezamos dejando de lado a los aburridos cereales en el desayuno? Estos deliciosos gofres son sencillos y rápidos de hacer, y os aseguro que alegran las mañanas.



INGREDIENTES: (Para 6 gofres)

* 130g de Harina de Trigo
* 1/4 de Cucharadita de Levadura Química
* 1/4 de Cucharadita de Bicarbonato
* 1/4 de Cucharadita de Sal
* 1 Cucharada y 1/2 de Azúcar Moreno
* 1 Huevo
* 40ml de Mantequilla de Avellana o Aceite de Oliva
* 162ml de Leche 
* Un chorrito de Jugo de Limón



PROCESO:

Vertimos el zumo de limón en la leche y dejamos reposar 5 minutos.
En un bol mezclamos harina, levadura, bicarbonato, sal y  azúcar y reservamos.
En otro bol batiremos el huevo, le incorporaremos la mantequilla de avellana o aceite de oliva y la leche y mezclamos bien.
Añadimos los ingredientes líquidos a los secos y mezclamos hasta tener una mezcla homogéna.
Vertimos la masa en el centro de la gofrera (la mía es tipo sandwichera) y dejamos que se hagan unos 5min (iremos vigilando y cuando estén dorados los sacamos).
A mí me encantan con frutas y sirope de ágave o de arce, pero se pueden disfrutar de mil maneras; con chocolate, nata, helado de vainilla, dulce de leche, caramelo, leche condensada... Dejar volar vuestra imaginación y darles un capricho dulce a vuestras papilas gustativas.

Idea: Si los vais a comer con fruta, podéis añadirle a la masa un puñadito de arándanos.



Las pequeñas cosas son las que realmente pueden hacernos felices. 



07 junio 2015

Cake de Limón

Con este calor que nos abrasa pocas ganas le tengo a mi horno, pero hoy era una ocasión especial. Esta semana al fin me titulé como Pastelera-Confitera y vamos a celebrarlo con un domingo de descanso, barbacoa y piscina. Para cargar las pilas por la mañana he decidido hornear este Lemon Cake que nos encanta; se nos hace ligero por eso de que lleva limón y resulta más "fresquito". 



INGREDIENTES

* 72g de Azúcar Blanco
* 1 Huevo
* 30g de Nata Líquida para Montar
* 54g de Harina de Trigo
* 1/2 Cucharadita de Levadura Química
* Ralladura de un Limón
* 17g de Mantequilla Fundida

PROCESO

En un bol, mezclamos el azúcar con el huevo y añadimos la nata removiendo hasta obtener una mezcla homogénea.
A continuación, añadimos la harina junto con la levadura bien tamizadas, la ralladura de limón y la mantequilla fundida y lo mezclamos todo bien hasta obtener así nuestra masa. 
Pasamos la masa a un molde pequeño y engrasado con spray desmoldante o mantequilla y harina, y horneamos a 180ºC unos 20 min. (Recordaremos siempre precalentar el horno para que esté a la temperatura correcta al meter el bizcocho.)


Podemos ponerle un almíbar con limón exprimido para hacerlo más jugoso y cítrico e incluso un glaseado a base de nata y azúcar glass, para endulzarlo.

Recta fácil y rápida que nos encanta. Ahora que ya tenemos el verano encima los sabores cítricos son nuestros favoritos, ya que, se nos hacen más ligeros a la hora de comerlos.


Espero que os haya gustado y que disfrutéis del domingo.