11 mayo 2015

Pastas de Té


Esta tarde me han invitado a tomar café y quería llevar algo que lo acompañase. He pensado en un montón de dulces pero al final he dado con el plan perfecto. Les encantan las pastas de té, pero las auténticas, esas que son pura mantequilla que se deshace en la boca y que con la mezcla de mermelada y chocolate nos recuerdan a esa cajita que todas las mamis o las abuelas tenían en casa; Era de color azul y estaban llenas de estas típicas galletitas con distintas formas envueltas en papelitos blancos.



¿Queréis hacerlas vosotros mismos?

INGREDIENTES

* 125g de mantequilla pomada
* 75g de Azúcar Glas
* 190g de Harina de Trigo
* 1 Huevo
* Una pizca de Sal
* 1 cucharadita de Vainilla en pasta

PROCESO

Precalentamos el horno a 180ºC sin aire ni ventilador 

Ponemos la mantequilla a temperatura ambiente en el bol de la batidora junto con el azúcar glas y la sal y batimos hasta que la mezcla blanquee.
Añadimos el huevo y batimos hasta que quede bien mezclado y entonces batiendo a velocidad baja añadimos la harina cucharada a cucharada hasta que se integre. 
Por último añadimos la cucharadita de vainilla y mezclamos.
Metemos la masa en una manga pastelera con boquilla de estrella (yo usé dos mangas pasteleras con las boquillas 1M y 2D de Wilton) y hacemos la forma de las pastitas de té sobre una bandeja de horno con papel vegetal. (Intentaremos hacer parejas de pastas iguales para poder unirlas luego)



Horneamos unos 10 minutos a 180ºC y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Una vez frías podemos rellenarlas de mermeladas distintas o bañarlas de chocolate o lo que se nos ocurra.



Realmente son las auténticas pastas de té, fáciles y rápidas de hacer. Podemos personalizarlas dándoles la forma que nosotros queramos y seguro van a encantar. 
Ahora voy a embolsar todas mis galletitas para llevarlas a ese café...ya estoy deseando probarlas.